Manejá con cuidado en hora pico

Un hombre joven conduciendo un auto

El clásico tránsito de la hora pico ocurre justo cuando los conductores están más cansados y estresados, es decir, a primera hora de la mañana, a la vuelta del trabajo o trayendo a los chicos del colegio. Las paradas y los arranques constantes pueden resultar muy agobiantes y este estrés a veces genera comportamientos agresivos. Te acercamos algunos consejos para no alterarte y mantener tu seguridad y la de tu familia en todo momento.

Antes de salir de casa

No hay nada peor que ponerse nervioso a la mañana. Sin duda, puede arruinarte el resto del día. Evitá los apurones dejando todo listo la noche anterior y reservá algo de tiempo extra por la mañana. Prepará el desayuno, la comida para llevar, la ropa que te vas a poner y planificá qué ruta vas a tomar.

Subite al auto con tiempo de sobra para ir con calma si hay mucho tránsito. Durante dos semanas, salí de tu casa a horas diferentes para ver cuál es el mejor momento para comenzar el día. Esto te va a ahorrar tiempo en el futuro.

Asegurate de haber disfrutado de un buen desayuno. Estar atascado en el tránsito con sueño y hambre disminuirá tu concentración y hará que el viaje sea más difícil para todos. Por último, en caso de tener que llevar a los chicos al colegio, considerá la posibilidad de compartir el trayecto escolar con otros padres.

En el camino

Arrancar y parar constantemente cuando hay mucho tránsito requiere especial cuidado en cuanto a seguridad. Mantené una velocidad constante dejando, al menos, la longitud de un auto entre tu vehículo y el que va adelante. No aceleres bruscamente ya que el tránsito puede frenar de golpe. Y, por supuesto, asegurate de que todos los que estén a bordo se abrochen el cinturón de seguridad.

Hay aplicaciones gratuitas, como Waze, que son geniales para orientarte por caminos secundarios cuando el tránsito está muy cargado. Además, los audiolibros y la música son ideales para mantener los nervios bajo control y para distraer a los pasajeros más inquietos.

Por último, nunca subestimes el poder de una canción pegadiza para mejorar tu ánimo. La melodía adecuada puede hacer que el trayecto sea mucho más llevadero.

Usá el transporte público

Una excelente opción para evitar el estrés al volante en la hora pico es usar el transporte público, tanto para llevar a los chicos al colegio como para ir a trabajar. El transporte público reduce el tránsito y mejora la calidad ambiental. Además, si lo usás con frecuencia, podés aprovechar los beneficios de la RED SUBE, el sistema que integra todos los medios de transporte público y te permite ahorrar un poco, en caso de combinar transportes.

Incluso los conductores más prudentes pueden tener problemas en su camino, así que no corras riesgos y contratá un buen seguro. En La Caja vas a encontrar diferentes planes que te ofrecen la mejor cobertura en caso de que surja un imprevisto.

Además, te acercamos una serie de consejos para evitar que tu auto se rompa y para que aproveches las nuevas tecnologías para mantenerte seguro cuando manejás.

Seguro de Auto

Cotizá el seguro de tu auto de la forma más simple con el mejor precio.

COTIZAR  

Seguro de Hogar

Un seguro accesible para que cuides de tu casa de forma integral.

COTIZAR  

Gestión online

Gestioná tus pólizas fácilmente desde nuestros canales digitales.

INGRESAR  

Últimos artículos


27 Mar 2019 Casa

Evitá fallas en tu lavarropas con estos consejos

A todos nos pasó alguna vez: llegar a casa después de un largo día de trabajo y encontrar que todo está inundado porque el lavarropas pierde agua. Tené en cuenta que hay formas de prevenir esta catástrofe doméstica.

20 Mar 2019 Bienestar

Las vitaminas necesarias a partir de los 60 años

Con el paso de los años, el cuerpo y sus necesidades van cambiando. Por ese motivo, en cada etapa de la vida se requieren diferentes vitaminas y nutrientes para mantener una buena salud.

19 Mar 2019 Auto

Manejá con cuidado en hora pico

El clásico tránsito de la hora pico ocurre justo cuando los conductores están más cansados y estresados, es decir, a primera hora de la mañana, a la vuelta del trabajo o trayendo a los chicos del colegio.